La atención de la salud mental y del bienestar emocional son aspectos importantes de la calidad de la atención médica. Sin embargo, la salud mental podría ser politizada cuando se discute el derecho al aborto. Comprender la relación entre el aborto y la salud mental requiere prestar atención a trastornos clínicos de la salud mental como la depresión, el abuso de sustancias y la ideación suicida, y también a sentimientos y emociones como el alivio y la tristeza. Las políticas relacionadas con la salud mental y el aborto deben basarse en la mejor evidencia científica disponible y también deben ser sensibles a las necesidades de las personas que solicitan un aborto.

La atención de la salud mental y del bienestar emocional son aspectos importantes de la calidad de la atención médica. Sin embargo, la salud mental podría ser politizada cuando se discute el derecho al aborto. Comprender la relación entre el aborto y la salud mental requiere prestar atención a trastornos clínicos de la salud mental como la depresión, el abuso de sustancias y la ideación suicida, y también a sentimientos y emociones como el alivio y la tristeza. Las políticas relacionadas con la salud mental y el aborto deben basarse en la mejor evidencia científica disponible y también deben ser sensibles a las necesidades de las personas que solicitan un aborto.