El artículo 19 de la Constitución chilena de 1980 asegura a todas LAS PERSONAS “1º el derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de la persona”. En el inciso segundo de este artículo se establece que la “ley protege la vida del que está por nacer”.Mientras en el primero se reconoce el derecho a la vida de las personas, en el segundo se protege no un derecho sino un mero bien jurídico. Es necesario distinguir entre el reconocimiento del derecho a la vida de las personas, y la protección relativa del naciturus, la cual debe ser armónica con los derechos humanos de las mujeres.

El artículo 19 de la Constitución chilena de 1980 asegura a todas LAS PERSONAS “1º el derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de la persona”. En el inciso segundo de este artículo se establece que la “ley protege la vida del que está por nacer”.Mientras en el primero se reconoce el derecho a la vida de las personas, en el segundo se protege no un derecho sino un mero bien jurídico. Es necesario distinguir entre el reconocimiento del derecho a la vida de las personas, y la protección relativa del naciturus, la cual debe ser armónica con los derechos humanos de las mujeres.